Ciudad de Panamá


Llegando a la ciudad de Panamá tuvimos que rearmar nuestras bicicletas que nos tomó mucho tiempo porque las habíamos literalmente desarmado casi por completo. Por suerte no faltaron ni sobraron tornillos… Creemos… Y salimos del aeropuerto pedaleando hacia la ciudad. Lo bueno de venir de Puerto Obaldía en una avioneta chica es que aterriza en un aeropuerto muy cercano al centro. Lo malo es que no hay una manera de llegar al centro sin montarse sobre puentes y autopistas, pero bueno, los automobilistas son masomenos respetuosos y pronto llegamos a la zona banquera donde encontramos un hostal para armar base mientras esperabamos a Astrid!

Panama

La ciudad fué un poco un shock. Veníamos de pueblitos y ciudades playeras y de repente llegamos a una ciudad llena de rascacielos. Algo que no veíamos hace mucho tiempo, ni siquiera en las grandes ciudades.

Panama

Nuestro hostal fue excelente, un gran ambiente con los dueños: Camille (una chica francesa) y Charly (un Venezolano Panameño surfista). La piscina estaba en reparación, pero no nos hizo mucha falta ya que las cervezas siempre estaban bien frías. También conocimos a Ludo y Miriem una pareja de cicloturistas franceces y españoles que van por latinoamérica pintando murales y haciendo grafittis. Ludo es muy experimentado en viaje a bicicleta, por lo cual nos dio muchos buenos consejos. No sabemos porque pero la mayoría de la gente que viaja va de norte a sur, así que intercambiamos más consejos para el futuro recorrido de cada quien. Pero nunca nos había tocado ciclistas que hicieron lo mismo que nosotros, así que es super interesante intercambiar las experiencias, fuera de lo super buena onda que son los dos.

Panama

Panama

Ya bien instalados en nuestro hostal favorito se nos presentó nuestro siguiente challenge: encontrar una bici para Astrid. Esto fue muy dificil porque, aunque hay muchas tiendas de ciclismo en Panamá, ninguna tiene bicicletas de turismo o ningún elemento de cicloturismo para convertir una mountainbike. Por suerte, encontramos una bicicleta de turismo de una chica que la vendía en la ciudad por internet. No conocemos bien la historia, pero asumimos que es una chica que viajó de EEUU (por los stickers en la bici que anuncian un bikeshop en California) y terminó en Panamá donde puso su bici en venta. Contactamos a la chica por Whatsapp que en torno nos pasó el número de su amigo Juan que cuidaba la bici. El problema fue que Juan se encontraba de vacaciones. Luego de muchos mensajitos y llamadas, Juan nos puso entonces en contacto con su vecino (que para complicar las cosas también se llama Juan) el cual nos podría quizás mostrar la bici… Nuestro plan era comprar una bici de montaña cualquiera y agregarle cosas, pero encontrar una bici de viaje con todo (alforjas incluidas) y dentro del budget, fué un regalo del cielo.

Al final logramos coordinar! Las bicis de viaje son bicis con componentes simples pero si hay algunos puntos claves que hacen que una bicicleta sea apta para turismo. Primero es que sea fuerte ya que aparte del peso del ciclista debe llevar todas las maletas. Por lo que el cuadro debe ser de un acero rígido, tener unos buenos hubs que soporten el peso y buenos racks de acero. Luego unas buenas llantas de calidad también son importantes si no quieres estar cambiando las cámaras cada día. La particularidad de las bicis de viaje también es que son un poco más largas para soportar mejor el peso y su forma le pone más énfasis a la comodidad que el rendimiento.

Así que fuimos a buscar la bici y la llevamos al taller a darle una buena limpiada, engrasada y que la dejarán a punto.

bici

Dentro de la búsqueda de la bici y la limpieza de nuestras bicis llegó casi sin darnos cuenta la nochebuena. No teníamos planes, así que con la gente del hostal organizamos una cena navideña en donde nuestro trabajo era hacer el postre, por lo que elejimos hacer el postre más facil… un tiramizú que ninguno de los dos habíamos hecho jamás. Fuimos al super, compramos los ingredientes y a batir claras a nieve a mano.

postre

postre

La navidad la pasamos mejor de lo que esperábamos: rodeados de brindis y nuevos amigos en el hostal. Comimos, bebimos, charlamos y nos acostamos tarde.

mono

mono

navidad

navidad

El día siguiente nos levantamos tarde, desayunamos pain perdu y pasamos el día planeando las siguientes etapas del viaje y en la tarde fuimos a buscar a Astrid, la hermana de Marion!

mono

astrid

Astrid llego sin problemas, con la mayoría de la maleta llena de cosas que le pedimos, muchos regalos de navidad y sabores franceses!!

Nos dedicamos, ahora sí, a recorrer la ciudad, el canal, la ciudad antigua y el famoso puente de las Américas.

panama

panama

panama

panama

Fuimos también a buscar la bici de Astrid, nos preparamos y salimos hasta la estación de buses donde tomamos un bus para ahorrarnos la horrible salida de la Ciudad de Panamá hasta el pueblo de Sona de donde comenzamos nuestra travesía hacia Costa Rica!

panama

Regresar a los blogs